jueves, 6 de agosto de 2009

PARKOUR: CUANDO LOS OBSTÁCULOS NO EXISTEN


Deidicado a los "Soulmonkeys", mi muy estimada banda de traceurs.


Si practicas parkour, puedes esquivar una valla, saltar a precisión a más de un metro, pararte de manos en una cornisa y correr por las paredes efectuando una marometa… parece sacado de una escena de “The Matrix”, pero todo es posible. Se trata de una disciplina surgida en Francia a inicios de los años ochentas, y que se ha extendido por todo el mundo.

Literalmente, cualquier superficie urbana se puede usar. Cualquiera. Sólo hay que saber usarlas. Es caminar tu propia ruta en línea recta y saber esquivar obstáculos. Saber caer, subir bardas. “Estar seguro de que lo lograrás”, afirma el practicante de parkour leonés, Roberto Candela.

Los practicantes de parkour lo definen como una cultura urbana, como un estilo de vida y por supuesto, como un deporte.

BREVE HISTORIA DEL PARKOUR
El parkour inició durante la década de los ochentas en las barraidas de Paris, Evry y Lisses, cuando David Belle adaptó una técnica de su padre, quien fue ex soldado vietnamita y del cuerpo de bomberos francés instruido en el Método Natural de George Hébert. Junto con Châu Belle-Dinh, Laurent Pimontesi, Séastien Foucan. Adaptaron el métido a la urbe, llamándolo “parkour” de “parcour” que significa “recorrido”. El nombre del grupo que conformaron fue “Yamakasi” que proviene del africano que significa “cuerpo, espíritu y persona fuerte”. Posteriormente Foucan y Belle se separaron, entrenando a los jóvenes y promoviendo el parkour por todo el mundo.

PARKOUR EN GUANAJUATO
El parkour se ha extendido por todo el mundo, y Guanajuato no es la excepción. En León, Parque Explora reúne todas las mañanas, y sobretodo los sábados, practicantes de parkour, también llamados “traceurs”.

Desde las nueve de la mañana, Roberto Candela Ramirez, conocido entre sus amigos como “El Borre”, hace que la gente que visita Parque Explora se congregue para verlo entrenar. Después de hacer calentamiento, sabe realizar saltos mortales, backflips en muros, saltar bancas, columpiarse por tubos y pasamanos como un mono, saltar distancias como un gato, caminar parado de manos por la estrechísima orilla del Foro del Lago y saltar un río.

Los “Urban Runners” y los “Monos Urbanos” fueron dos de los primeros grupos en México. En Guanajuato, y más concretamente en León, están los “Soul Monkeys” de los que Roberto es miembro fundador.

“No hay escuelas de parkour. Se inicia como grupo”, aclara Roberto. Gran parte de la difusión de este deporte urbano en Guanajuato ha sido gracias a la red. “Borre” conoció a Jonathan, otro practicante de parkour gracias al Messenger, y decidieron formar un grupo. Empezaron desde cero hace once meses, gracias a foros de internet, chats o páginas web. Gracias a la red, y a videos de sitios como Youtube, la difusión del parkour se ha extendido por todo el mundo.

SER CONSTANTE
Como en toda actividad humana, la dedicación es imprescindible para avanzar en el parkour. Los “Soul Monkeys” entrenan diario en el Parque Explora, y realizan exhibiciones en la Ruta recreativa de nueve de la mañana doce del día.
A pesar de que el parkour es un deporte consolidado en Estados Unidos, Inglaterra y Francia, en León es visto como vandalismo por algunos policías. A pesar de todo, Roberto advierte que el parkour es cuestión de pedir permiso, para que no hayan problemas con la policía.

Isek López, quien además de “traceur” practica artes marciales, invita a quien lo desee a practicar parkour. “Acérquense, pero tómenlo con dedicación. No es sólo un hobby, sino un deporte que los llenará mucho en todos los sentidos (…) también si se practica, deben respetar monumentos y casas, porque eso la policía sí lo toma como vandalismo, y eso es comprensible”.

TAMBIÉN COMO FILOSOFÍA DE VIDA
“Si puedes esquivar un obstáculo físico… ¿Qué te impide que no puedas esquivar uno mental?” así lo asegura Ángel Vázquez Ramirez, de 24 años. “Obstáculos físicos, mentales, en la escuela, en toda tu vida. En la vida siempre hay obstáculos, y parte del parkour es aprender a dominarlos”.

Ángel pertenecía a un grupo de capoeira en la Universidad de la Salle Bajío, donde estudia Administración de Empresas. En ese grupo sus compañeros hacían parkour. De ese modo se fue iniciando en éste deporte.

“El parkour es un deporte muy interesante. Lo puedes hacer en cualquier lugar y te da una condición física excelente. Necesitas concentración, también”.
Ángel no niega que el parkour representa golpes y lesiones… pero también representa una gran satisfacción, cuando después de practicar un movimientos lo puedes realizar. Cuando puedes saltar una barda, caminar por un tubo o realizar un “backflip” en una pared.

“El parkour no es sólo para brincar bardas o para impresionar a la gente, es para que tú te superes (…) Cuando un grupo lo entiende, lo puedes transmitir a la sociedad. Este es un deporte callejero, pero como cualquier otro”.

RIESGOS DEL PARKOUR
Como todo deporte, es importante ir avanzando paulatinamente y tener precauciones: debes cuidar tobillos, rodillas codos, etcétera. Llo mejor es empezar desde lo basico, aprender a caer o a rodar, y de alli avanzar.
Las acrobacias realizadas por los “traceurs” logran llamar la atención del público, sobretodo los fines de semana. El domingo 1 de febrero, habían hasta siete agentes de policía observando a los practicantes de parkour, realizando preguntas como “¿Lo hacen para saltarse a las casas?” Ante estas preguntas, Gabriel de Jesús Delgado Flores, aclara: “Eso está muy mal, el parkour es pura autosuperacion, cuando ves lo que puedes hacer con tu cuerpo te sorprendes, abandonando malos hábitos. Es muy malo lo que la policía piensa de nosotros. No nos entrenamos para hacer daño, el parkour es muy buena distracción… realmente somos niños jugando”.

Gabriel aclara que todos los “Soul Monkeys” se dedican al parkour como un pasatiempo, pues todos los integrantes del grupo estudian, trabajan, o realizan ambasd actividades.

EL PARKOUR EN LOS MEDIOS
El parkour ha causado furor en todo el mundo, y ha llegado a los medios masivos de difusión.

En la película “Casino Royale” el más célebre agente secreto del cine, James Bond, persigue a un terrorista experto en parkour, que no es otro sino Sebastien Foucan, quien también ha actuado en videos de Madonna.

En la película “Distrito 13” el parkour ocupa una parte muy importante, así como en la cinta “Yamakasi”.

En el sexto número del comic “Global Frequency”, escrito por Warren Ellis, la protagonista es una joven traceur.
Publicado originalmente en el suplpemento "Conexiones: para la educación media superior y superior del estado de Guanajuato".

1 comentario:

  1. solo ten encuenta que el parkour no es un deporte es una disciplina

    ResponderEliminar